Acerca de piel

La piel de desecho son pieles que están destinadas a un uso, pero debido a pequeños defectos, bien por el proceso de curación, o bien, por la propia piel, son descartadas y ahí acaba su ciclo.
En GAMUZA, rescatamos esas pieles dándoles una segunda vida y nos adaptamos a ellas para crear productos. Es decir, no todas las pieles sirven para todo y no todas las pieles se pueden manipular de la misma manera. Es importante conocer sus características técnicas para poder hacer buen uso de ellas y que nos de buenos resultados.
La fábrica de donde rescato las pieles, tiene una filosofía sobre sostenibilidad en todo el proceso del curtido que se centra especialmente en el "km 0" y el "cero desecho". Esta empresa trabaja con una alta tecnología y una mano de obra de alta calidad para conseguir que cada pieza esté en las perfectas condiciones y que cumpla con las exigencias de su cliente.
Cuando compras un producto fabricado con cuero, estás apostando por su durabilidad, por su perennidad y calidad. Estás asegurándote que va a tener un buen resultado y que podrás hacer uso de él durante el tiempo que tú desees. Como casi todo, también dependerá de tus cuidados.